Como aprender idiomas y no quedarse en el intento

Si aprendes o no un idioma depende, también, de si tu profesor está cualificado



Si te duele una muela vas al dentista, si se te rompe el coche vas al mecánico, pero para aprender idiomas no siempre se exige la misma profesionalidad. Para muchos, cualquiera con un mínimo de conocimiento de la lengua, va bien para ser profesor.

Cada año, con la vuelta al cole, salen al mercado cientos de cursos de idiomas que prometen que este sí, va a ser el año en que saldrás de la academia hablando perfectamente. Hay quien promete un método comunicativo, quién te asegura que el profesor es nativo, pero al final muchos cursos siempre se reducen a aprender la gramática y a hacer ejercicios. Nosotros pensamos que lo que asegura resultados, entre otras cosas, es que el docente esté cualificado para enseñar. Los profesores no cualificados tienen muchos límites, que dañan su evolución como profesionales y el proceso de aprendizaje del alumno.

Pero cómo reconocer un profesor no cualificado? Aquí unas sugerencias:

  • los profesores no cualificados no saben cuánto aprenden sus estudiantes. Tienden a llegar a clase con mucho material. Hablan y hablan, pasan de un ejercicio a otro, siguen el libro a rajatabla pero, lo que pasa es que, cuanto más un profesor enseñe, menos aprenden los alumnos.

  • los profesores no cualificados no saben cómo presentar nuevo lenguaje. Empezar una clase explicando la norma gramatical es un ejemplo excelente de cómo no hay que enseñar nuevas estructuras gramaticales a la clase. Pero es el más fácil y el más utilizado por los que no tienen conocimientos suficientes sobre niveles y sobre cómo planificar actividades para practicar en clase.

  • los profesores no cualificados no saben lo que están haciendo bien y lo que tienen que mejorar. La mayoría de los docentes no cualificados aprenden a enseñar sobre la marcha. Pero, entre las numerosas clases que tienen cada día, los tests y los exámenes, simplemente no tienen tiempo de desarrollar técnicas y métodos didácticos que beneficien a los estudiantes. Así, los errores se vuelven en rutinas y, sin nadie que les guíe en su desarrollo profesional, es difícil corregir y mejorar.

En nuestra academia:

  • el profesor facilita la información y dirige la clase, pero el estudiante es el verdadero protagonista;

  • cada clase está planificada con atención y adaptada a las habilidades del alumnado, según los niveles del Marco Común Europeo de las Lenguas. Además, el idioma se aprende a través de tarea prácticas y basadas en el uso real de la lengua para que todo lo que se aprende se pueda volver a utilizar en situaciones cotidianas y en el trabajo;

  • todos los profesores tienen estudios universitarios específicos lo que asegura que hayan pasado por una evaluación de calidad de sus capacidades y hayan desarrollado un procedimiento de enseñanza estándar;

  • nuestros docentes menos expertos se benefician de un proceso de coaching continuo, para su desarrollo profesional.




21 vistas

© 2018 by CSH languages  

Tel (Spain): +34 653771065| Tel (Italy): +39 01871676688